Ir al contenido principal

Colaboracion, datos abiertos e innovacion

Objetivo general

Esta unidad está centrada en el tercer de los pilares del Gobierno Abierto: la colaboración. Además de ello, esta unidad se acerca a aquellos elementos relacionados con la colaboración, como son la interoperabildiad, la co-producción de servicios, los datos abiertos y la innovación. De una manera más práctica, también se presentan los laboratorios de gobierno o laboratorios de innovación pública, en los que se ponen en práctica iniciativas de colaboración que superan los márgenes de las instituciones públicas para innovar los servicios públicos. 
Para desarrollar el contenido de la unidad seguiremos el siguiente itinerario:
  • Primero, nos aproximaremos a la definición de colaboración como pilar del Gobierno Abierto, que se centra en la generación de nuevos espacios de encuentro, diálogo y trabajo para favorecer la co-creación de iniciativas y la solución innovadora de problemas públicos con el objetivo de generar valor para la sociedad.
  • Seguidamente, abordaremos el resto de ideas que articulan la colaboración: interoperabilidad, co-producción de servicios, datos abiertos o innovación pública, que muestran las nuevas dinámicas de creación de valor públicos gracias a la involucración de cada vez más actores en los asuntos públicos.
Por tanto, el objetivo general de esta unidad es conocer acerca de la colaboración y sus aplicaciones sobre el Gobierno Abierto.

Objetivos específicos

Los objetivos concretos de esta unidad son:
  • Conocer y profundizar sobre cómo se cristalizan los principios del Gobierno Abierto a través de herramientas concretas y el uso intensivo de la tecnología para la colaboración.
  • Atender el papel de la co-producción de servicios públicos
  • Pensar en el desarrollo de la colaboración entre gobiernos y administraciones públicas o interoperabilidad
  • Identificar qué implicaciones tiene la apertura de datos públicos
  • Profundizar en la idea de innovación pública
  • Conocer las herramientas de colaboración para el Gobierno Abierto, como los laboratorios de gobierno o laboratorios de innovación pública.

Concepto de colaboración

Como ya se ha adelantado, la colaboración es el tercer pilar del Gobierno Abierto. Junto con la transparencia y la participación, la colaboración completa los tres ámbitos sobre los que se asienta la filosofía del Gobierno Abierto. La colaboración es el proceso a través del cual los gobiernos y las administraciones públicas trabajan conjuntamente con otras administraciones públicas y gobiernos o con el sector privado y la sociedad civil para la definición de políticas públicas y la mejora de los servicios públicos; en otras palabras, entendemos la colaboración como la generación de nuevos espacios de encuentro, diálogo y trabajo para favorecer la co-creación de iniciativas y la co-producción de servicios.  
Durante los últimos tiempos, las iniciativas colaborativas en materia de servicios y políticas públicas se han incrementado notablemente. De hecho, cada vez más las administraciones públicas y los gobiernos interactúan y facilitan el desarrollo de diferentes redes de actores, que configuran la colaboración y en las que los límites convencionales de la acción de gobierno se encuentran completamente desafiados. 
La colaboración tiene diferentes finalidades. Entre ellas las siguientes: 
  • Incorporar el conocimiento distribuido en la sociedad para repensar los problemas públicos. 
  • Poner en funcionamiento la inteligencia colectiva.
  • Maximizar la eficiencia de la acción pública. 
  • Mejorar la provisión de servicios públicos
  • Dar cobertura a mayor número de necesidades sociales
  • Mejorar los flujos de información y la rendición de cuentas
  • Dar voz al público y atender posibles déficits democráticos. 
La colaboración la podemos encontrar en los diferentes niveles de gobierno y configura un mecanismo a través del que los gobiernos legitiman sus acciones y decisiones, haciendo corresponsables al resto de actores. Aquí destacan los instrumentos y metodologías para solucionar problemas sociales, así como la necesidad de involucrar en ello no sólo a la ciudadanía, servidores públicos y administraciones públicas, sino también a otros actores, como las empresas, organizaciones del tercer sector, universidades o asociaciones.
Un ejemplo de colaboración lo encontraríamos en un gobierno local que, al tener previsto realizar un reglamento u ordenanza sobre movilidad urbana, estableciera un espacio (físico o en línea) en el que los diferentes agentes implicados en una cuestión como esta (partidos políticos, otras administraciones públicas, asociaciones y otros miembros de la sociedad civil) construyeran de forma conjunta esta normativa, pero al mismo tiempo, repensando los límites formales de lo jurídico con aportaciones sobre diferentes temáticas: usos del transporte, peatonalización de calles, uso de la bicicleta, etc. 

Interoperabilidad

La interoperabilidad consiste en facilitar la interconexión de sistemas para mejorar la toma de decisiones, aumentar la coordinación de los programas de gobierno y mejorar los servicios prestados a la ciudadanía. Esto implica la colaboración entre administraciones públicas compartiendo información y conocimiento a través de sus procesos de trabajo y el intercambio de datos a través de sus respectivos sistemas tecnológicos.
La interoperabilidad es un elemento indispensable para transformar las administraciones públicas a través de las tecnologías de la información y la comunicación. No es un fin es sí mismo, sino un mecanismo para generar valor público a través de las oportunidades que se derivan de la colaboración entre gobiernos y administraciones públicas.
La interoperabilidad se promueve desde las propias instituciones públicas a través de documentos y estrategias como el Marco Iberoamericano de Interoperabilidad o el Esquema Nacional de Interoperabilidad de España. Existen diferentes servicios públicos que necesitan, por ejemplo, los datos fiscales de una persona física o jurídica, que suelen obrar en poder de la Agencia Tributaria. En estos casos sería más operativo, tanto para las administraciones públicas como para la ciudadanía, que fueran las propias instituciones públicas quienes intercambiaran información directamente con la finalidad de una mayor eficiencia y eficacia por su parte.
En definitiva, la interoperabilidad permite mejorar los servicios públicos, independientemente de quien tenga atribuida la competencia para actuar, de manera que la colaboración entre administraciones públicas es un paso básico para desarrollar servicios de valor para la ciudadanía y alcanzar el Gobierno Abierto.

Co-creación y co-producción

La noción de colaboración no se agota aquí, sino que se comprende a través de su aterrizaje en la idea de co-creación y co-producción. La co-creación y co-producción son dos dimensiones gemelas. En ambos casos, su sentido consiste en integrar actores sociales diversos más allá de las fronteras de las instituciones públicas para adoptar mejores decisiones públicas. La co-creación implica que los gobiernos y las administraciones públicas actúen en base a unos principios que persigan la generación de conocimientos a través de elementos enfocados a la colaboración y la experimentación. En los procesos de co-creación se dota de mucha importancia al diálogo e intercambio de conocimientos entre los diferentes actores implicados en el proceso. 
La co-producción significa la planificación, diseño, entrega y evaluación de servicios públicos con la implicación directa de gobiernos y administraciones públicas, ciudadanía, usuarios afectados, expertos, así como organizaciones sociales. Para que un proceso de co-producción sea exitoso es necesario construir una visión compartida y ayudar a identificar el tipo de problemas a los que la política debe responder, en lugar de simplemente dar a las personas y organizaciones involucradas algo que decir en respuesta a problemas predefinidos. La co-producción se sustenta en metodologías para analizar, intervenir y generar soluciones, así como avanzar hacia procesos de transformación en la conducta de los actores, facilitando de este modo la creación de miradas nuevas y conjuntas sobre los problemas, más allá de los actores gubernamentales.
En los últimos tiempos se ha apreciado una oleada de acciones por parte de entidades gubernamentales y administraciones públicas enfocadas a promover la co-creación, tanto a nivel regional como a nacional e internacional. Un buen ejemplo de co-creación es la iniciativa que tomó Dinamarca con la creación del MindLab, una organización público-privada referente en cuestiones de innovación pública. El MindLab de Dinamarca (enlace en inglés) se articula como un espacio destinado a la experimentación en innovación pública.  De él forman parte tanto empresas como ciudadanía, además de diferentes administraciones públicas representadas en varios ministerios y una administración local. Su forma de trabajar está planteada en el pensamiento de diseño que explora el contexto sociocultural: entorno, situación y cultura, que se da en el espacio donde se origina el problema público. Las respuestas a estos problemas se basan en la etnografía, la observación participante, bocetos, conversaciones, entrevistas, etc. 

Datos abiertos

En la práctica de la co-producción de servicios entra en juego la existencia y disponibilidad de cada vez mayores cantidades de datos sobre aquello que hacen los gobiernos y administraciones públicas. Estos datos se pueden encontrar de forma accesible en los llamados portales de datos abiertos.
En este sentido, la apertura de datos consiste en la puesta a disposición de la ciudadanía, y aquellos actores sociales que así lo deseen, de aquellos datos que poseen los gobiernos y las administraciones públicas sobre sus áreas de acción. Esta publicación de datos, que debe ser siempre en formato reutilizable, es altamente útil a la hora de mejorar la colaboración entre los distintos actores potencialmente involucrados en los procesos de toma de decisiones sobre lo público. De hecho, se puede afirmar que las administraciones públicas son las mayores beneficiarias de la apertura de datos con el objetivo de proporcionar mejores servicios a la ciudadanía, al disponer así de nuevas referencias procedentes del entorno.
Tener acceso a los datos públicos proporciona una mayor garantía de transparencia, al proceder todos ellos de fuentes oficiales. Asimismo, la apertura de datos fomenta la igualdad de oportunidades y la eficiencia, debido a la oportunidad que la información genera a la ciudadanía y empresas para facilitar la resolución de ciertas necesidades a través de la colaboración con las administraciones públicas.  
Para poder hablar de datos abiertos, estos deben cumplir algunas características. Según la Carta Internacional de Datos Abiertos los datos deben estar abiertos por defecto, ser oportunos y completos, accesibles y utilizables, comparables e interoperables, deben mejorar la gobernanza y el compromiso cívico, así como lograr el desarrollo inclusivo y la innovación. Todas estas características invitan a ir más allá de los portales de transparencia que se ligan al cumplimiento del principio de publicidad activa, de manera que los portales de datos abiertos se orientan hacia la idea de que la colaboración con diferentes actores puede mejorar la gestión de los servicios públicos, lograr un mayor escrutinio social y así aumentar la legitimidad de las instituciones políticas para una gobernanza más inteligente.
La Unión Europea también cuenta con una política de datos abiertos y su reutilización, así como su propio portal de datos abiertos. En ella se pone de manifiesto la importancia de los datos abiertos para el desarrollo económico, la mejora de la gobernanza pública y el empoderamiento ciudadano, la atención a los nuevos desafíos sociales, así como la aceleración del progreso científico. En este caso, es especialmente importante la existencia de datos interconectados para lograr que se desarrolle su valor. 
Como ejemplo de apertura de datos debemos mencionar el portal de datos abiertos del Gobierno de España (datos.gob.es). Este portal está considerado como uno de los casos más evolucionados en la Unión Europea y a nivel mundial. Cuenta con miles de catálogos de datos o conjuntos de datos sobre diferentes temáticas a disposición de quien quiera reutilizarlos, procedentes de todas las administraciones públicas del Estado. Es necesario mencionar que no solo aportan valor los datos en sí, sino que resulta de gran importancia las posibilidades de mejora que ofrecen para que gobiernos y administraciones públicas colaboren con otros actores del entorno, alteren los marcos de análisis de los problemas sociales y experimenten nuevas ideas o soluciones sobre los servicios públicos.

Innovación pública

El Gobierno Abierto configura un entorno innovador a través de sus tres pilares. Se puede decir que cualquier iniciativa, desde poner en marcha un plan de Gobierno Abierto hasta cualquier medida concreta incluida en él, son cuestiones innovadoras que tienen la finalidad de mejorar las políticas y los servicios públicos. Hoy en día la innovación es un factor clave en cualquier organización, más si cabe, en las administraciones públicas. La innovación públicava más allá de cuestiones gubernamentales; conlleva un compromiso cívico expresado en términos colaborativos entre las personas que trabajan en el sector público, la ciudadanía, el sector privado y las organizaciones civiles para co-crear métodos, técnicas y nuevas habilidades, también a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación
La innovación en el sector público supone adoptar nuevas ideas y ponerlas en práctica, siempre y cuando con ello se genere valor público para la ciudadanía. La innovación pública puede considerarse incremental o progresiva en aquellos casos en los que transforma los procesos que ya se estaban llevando a cabo o disruptiva o radical cuando se realizan de una forma totalmente distinta. 
La innovación pública tiene un enfoque orientado al cambio de procesos, actitudes y valores, cuya finalidad es la creación de valor público. La innovación apuesta por la colaboración entre actores gubernamentales y la ciudadanía para impulsar las decisiones y políticas públicas que pretendan mejorar los servicios públicos con nuevos planteamientos y soluciones. El resultado de la innovación viene determinado por el valor público generado tras la producción colaborativa entre todos los actores implicados en el proceso de toma de decisiones.
La innovación pública implica romper inercias y desafiar maneras convencionales de actuar, mediante nuevos procesos, servicios, sistemas de gobernanza o marcos conceptuales, en todos los casos, con un papel activo de los actores que están más allá de las propias fronteras organizativas. Pese a la difusión de la innovación pública, las administraciones públicas no van a abandonar de un día para otro su modelo tradicional burocrático. Por tanto, el reto de la innovación lo encontramos en establecer los cauces y los espacios que favorezcan la aparición de innovación a través de canales tanto 2.0 como tradicionales, superando los límites tradicionales de las organizaciones públicas. 

Laboratorios de innovación

Los laboratorios de innovación pública son un ejemplo más de los futuros avances del Gobierno Abierto. Los laboratorios de innovación son espacios de experimentación en los que participan gobiernos, universidades y otros agentes sociales para la elaboración, diseño y análisis de políticas y servicios públicos. En estos espacios se intenta dar una respuesta desde una visión experimental, colaborativa y abierta a los problemas públicos.
Desde los laboratorios de innovación se pretende incorporar al sector público ideas, propuestas o mejoras desarrolladas colaborativamente con otros actores que pueden ser ajenos al sector público. Aunque todos los laboratorios están enfocados a cumplir objetivos similares (ayudar a las administraciones públicas y los gobiernos a crear valor público contribuyendo a cambiar la sociedad y las propias organizaciones), se diferencian entre ellos por el hecho de haber sido promovidos por los propios gobiernos/administraciones o universidades/otras organizaciones de la sociedad civil. Este hecho no predetermina los resultados o alcance, sino que en unos casos muestra que son los gobiernos/administraciones quienes toman la iniciativa, mientras en otros casos las universidades/otras organizaciones de la sociedad civil ayudan a aquellos para facilitar una labor para la que puede no dispongan de recursos o personal.
Aunque la creación de laboratorios de innovación es un fenómeno reciente, su difusión ha sido elevada y podemos encontrar ejemplos en numerosos países. Existen diferentes iniciativas, como el MindLab de Dinamarca (enlace en inglés), el GovLab de la Universidad de Nueva York (enlace en inglés) y el Instituto de Tecnología de Massachussetts (enlace en inglés); en el ámbito latinoamericano destacan el Laboratorio de Gobierno de Chile o el Laboratorio de Innovación de la Ciudad de Buenos Aires. En España, recientemente se ha puesto en marcha NovaGob.Lab de la Univerdad Autónoma de Madrid. En todos estos laboratorios de innovación se utilizan metodologías experimentales para afrontar la solución a problemas públicos concretos, a través del diseño y prototipado de solucionestestadas en entornos reales para identificar su validez y generar aprendizaje.
El Laboratorio de Gobierno de Chile ha desarrollado su propia metodología para generar innovación pública. En una experiencia reciente se ideó una nueva factura de luz y gas, con la colaboración de una comunidad amplia de usuarios, empresas del sector y agencias públicas involucradas, de forma que, a través de una experiencia de este tipo, se ha logrado reducir el problema social de la falta de comprensión de los datos sobre las tarifas energéticas, involucrando a actores diversos, la mayoría de los cuales operan fuera del sector público.
En España destaca el ejemplo de NovaGob.Lab, el primer laboratorio de innovación pública creado en el país. NovaGob.Lab sigue la siguiente lógica: espacio de innovación con el objetivo de contribuir a que las administraciones públicas generen valor público. Desde NovaGob.Lab se da una forma concreta a los valores derivados del Gobierno Abierto que demanda la gestión pública actual: transparencia, participación, co-producción, etc. Para ello, se incorporan metodologías como el design thinking, el análisis de datos masivos y redes sociales, la lógica experimental, la desintermediación, etc. 
En definitiva, los laboratorios de gobierno, en cuanto que espacios de innovación, reflejan sus acciones en la mejora de la sociedad, las administraciones públicas y los gobiernos. Su potencial transformativo de los gobiernos y administraciones públicas no solo se centra en su faceta tecnológica, sino también en la capacidad de desarrollar creatividad, liderazgo, capacidades, etc., al mismo tiempo que participación, co-creación, colaboración, etc.  

Plan de mejora a través de la colaboración

Con el reto semanal se persigue que evidencies el aprendizaje que has adquirido a lo largo de esta unidad. Para ello, te vamos a proponer que crees una nueva entrada en tu diario de aprendizaje en la que, siguiendo la lógica de Gobierno Abierto, desarrolles un plan de mejora para el centro o institución en el que trabajas o hayas trabajado; también puede ir enfocado a uno cualquiera que no sea necesariamente el tuyo.
En concreto, te planteamos que especifiques la manera con la que, a través de la colaboración y sus conceptos asociados: interoperabilidadco-producción de servicios, datos abiertos e innovación pública, podrías establecer un conjunto de propuestas y medidas que tengan como consecuencia la mejora de la prestación del servicio en el centro o institución.
Aunque puedes limitarte a crear una entrada de texto en tu diario de aprendizaje, te animamos a que explores tu creatividad incorporando algún producto digital (infografía, mapa mental, podcast, presentación interactiva, vídeo, etc.) a tu entrada. Recuerda que en los Recursos de ayuda del Reto de la unidad 3 puedes encontrar referencias y ayuda para la utilización de una gran variedad de herramientas digitales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Participación ciudadana

Objetivos En esta entrada vamos a tratar la participación ciudadana, el segundo de los pilares del Gobierno Abierto. Pretendemos conocer en qué consiste la participación ciudadana, cuál ha sido su evolución y qué formas de participación se han desarrollado recientemente. También conoceremos el papel de la participación ciudadana como pilar del Gobierno Abierto, estableciendo sus principales dimensiones y nos acercaremos a las nuevas formas de participación en un entorno digital y los retos y oportunidades que presenta. Asímismo, conoceremos el modelo de madurez de la participación, elaborado por la Asociación Internacional de Participación Pública.  En concreto, los objetivos que se persiguen en esta unidad son los siguientes:  Conocer qué es la participación ciudadana.Entender el papel de la participación en la democracia a través de su evolución.Acercarnos a las formas de participación y su relación con el Gobierno Abierto.Analizar las dimensiones de la participación.Estudiarel mode…

Gobierno abierto

Historia del Gobierno Abierto La noción de “Gobierno Abierto” apareció ya en el siglo XX y se percibió como una corriente que pretendía fomentar la transparencia frente a la opacidad imperante en el sector gubernamental y administrativo, así como para implicar a la ciudadanía en el control y evaluación de su funcionamiento.  Hoy en día nos encontramos ante una situación similar, en la que existe una corriente que favorece la transparencia y otros atributos característicos del Gobierno Abierto. Además, la situación se encuentra amplificada por diversas variables que en el momento inicial no estaban presentes. Principalmente, los cambios actuales vienen dados por: Aumento de la complejidad de los problemas sociales. Cambios económicos derivados de la globalización.Transformaciones en las formas de comunicación.Internet y su influencia en el conocimiento colaborativo.   El Gobierno Abierto se popularizó con la llegada al gobierno de Estados Unidos del Presidente Obama y su Memorandum on …